Se constituyó Fundación An Nou Pale para comunidad haitiana en Chile, “una vuelta de mano” de Gente de la Calle

La Fundación An Nou Pale (“conversemos”, en castellano) nació el 15 de junio del 2017 tras un extenso periodo de asesoramiento y apoyo de la Fundación Gente de la Calle. “Las organizaciones de la sociedad civil no salen como callampas, sino por necesidades concretas y con el cariño, soporte y resguardo de otros”, mencionó Francisco Román.


“Men anpil, chay pa lou”, o “con manos unidas la carga no es pesada”. Sea cual sea el idioma, las intenciones de la nueva Fundación An Nou Pale apuntan a lo mismo: aportar a la integración de la comunidad haitiana residente en Chile desde un trabajo en red.

Jivenson Cantave lleva 3 años en el país y es miembro de la directiva de An Nou Pale. Expresó que “es muy bueno para la comunidad haitiana, un paso efectivo que tenemos que dar dentro de esta sociedad chilena, y un paso por la historia . Ojalá que todo salga bien y que podamos aprovechar lo que tenemos como recursos para integrarnos dentro de esta sociedad”.

En la misma línea, Silvia Rojas, Presidenta de este espacio, resaltó la importancia de contar con una organización que potencie y trabaje con y para la comunidad haitiana.

“Me parece que es necesario debido al incremento de inmigrantes que llegan de esta isla caribeña, y quienes son muy diferentes a las anteriores comunidades que han llegado, sea por el idioma o las diferencias culturales también”, mencionó.

Tras la constitución legal de la Fundación, la directiva de An Nou Pale ya se encuentra en la habilitación de plataformas de trabajo y difusión para comenzar a conectar las vivencias e inquietudes de la comunidad haitiana residente.

Población haitiana en Chile

El primer informe 2017 de la Organización Internacional para las Migraciones de la ONU, denominado “Tendencias migratorias en América del Sur”, indica que Chile cuenta con cerca de 470 mil inmigrantes al 2015, que representa un 2,7% de la población total nacional.

En cuanto al caso de haitianos, el documento destaca que uno de los rasgos del fenómeno migratorio actual en Sudamérica es la intensificación de los intercambios de la población intra-regional, mientras que “a la ya precaria condición económica de Haití, se suman catástrofes naturales que dinamizan la emigración hacia diversos destinos de América del Sur”. Brasil es principal país donde llegan los isleños, seguido por Argentina y Chile.

Según datos del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la Policía de Investigaciones (PDI), entre enero del 2013 y junio del 2016 ingresaron a Chile 41.065 ciudadanos de Haití, y 4.404 abandonaron el país durante ese mismo periodo.

En este contexto de desplazamiento mundial de personas, Francisco Lagos, encargado de Redes Institucionales de la Fundación Gente de la Calle, mencionó que uno de los desafíos más significativos a escala global es el del ejercicio de los derechos civiles y políticos de las comunidades migrantes.

“Nos parece elemental la constitución de la nueva Fundación An Nou Pale, un nuevo actor que pueda incidir en la toma de decisiones que permitan la integración, participación y reconocimiento de los derechos de las poblaciones migrantes. Esta iniciativa marca un hito del que participamos y que, por cierto, celebremos”.

 

Vuelta de mano y solidaridad

“An Nou Pale es un instrumento que permite conocer la realidad haitiana, generar condiciones para resolver temas puntuales que se van presentando en este choque que tienen los haitianos en Chile, pero también es una oportunidad para que se expresen en sus capacidades, en su historia, en su cultura“.

Así define el aporte de esta nueva organización el Director Ejecutivo de la Fundación Gente de la Calle, Francisco Román.

Además, Román definió como una “vuelta de mano” todo el aliento que Gente de la Calle entrega a Au Nou Pale. Alude a la ayuda que ha recibido la Fundación Gente de la Calle por parte de otras organizaciones de la sociedad civil, como el Hogar de Cristo, en diversas etapas de la historia, “no solo en los inicios sino que también en momentos de crisis económicas”.

Recordó que “dentro de los claros límites y alcances que tiene la Fundación Gente de la Calle, creo que estamos en condiciones de equipos, de experiencias cruzadas, de trabajos de red que nos permiten ser un buen facilitador de que una iniciativa como An Nou Pale surja y se consolide“.

El Director Ejecutivo resaltó, eso sí, que “podemos ayudar a que esta organizacion tenga su propia capacidad y posibilidad de aportar y constituirse como tal pero que, sin duda, con el apoyo de otros también, ya que no depende solo de lo que podamos hacer nosotros por An Nou Pale sino también cómo esta nueva fundación se vincula con otras redes. Todo se debe conjugar para que pueda ser un sueño hecho realidad”.

Un comentario

Deja un comentario