Espacio en Riesgo

El día de ayer, el gobierno confirmó la octava víctima producto del coronavirus, la primera en situación de calle.

Créditos foto: Espacio Riesco, COVID-19 y la falta de transparencia.

Ayer lunes 30 de marzo, la subsecretaría de Salud Pública Paula Daza, además de confirmar 310 nuevos casos durante las últimas 24 horas, llegando a un total de 2.449 contagiados, informó el fallecimiento de una octava víctima de Covid- 19. Se trata de una persona de 44 años perteneciente a la localidad de Molina, región del Maule.

La discusión pequeña

Mientras el presidente de la república le dedica tiempo a la polémica iniciativa del arriendo de Espacio Riesco, el virus sigue avanzando y las medidas tomadas hasta ahora no han frenado en lo absoluto la propagación del coronavirus.

Personas en situación de calle siguen esperando medidas concretas de prevención y ayuda para evitar el contagio.

Las víctimas de siempre

La octava víctima fallecida simboliza la negligencia que data de muchos años por parte de las autoridades con las personas en situación de calle.

Se está marginando a una población que fluctúa entre 15 y 20 mil personas. El total abandono ya cobró su primera muerte en la séptima región y es urgente tomar medidas sobre el asunto.

Falta de empatía generalizada

Mientras diferentes personas se entretienen jugando o desafiándose en quién domina más un rollo de papel higiénico, miles de personas reclaman por ese mismo papel para sus necesidades básicas.

Mientras en plena sesión del Senado se bebe una copa de vino demostrando una falta de responsabilidad y sensibilidad con la actualidad, estaremos muy lejos de generar medidas serias con personas que claman por una atención inmediata ya que sus condiciones generan mayor riesgo de contagio. Ojalá la tecnología e higiene que deslumbra Espacio Riesco puedan vivirla las personas en más riesgo de este momento ya que hoy parece más imprescindible que la dignidad se haga costumbre y que la calle no calle.