Fortaleciendo puentes entre Gente de la Calle y la Red de Salud Pública

A raíz de la tarea de vincular a voluntarios con personas en situación de calle hospitalizadas, la Fundación Gente de la Calle se reunió con los equipos sociales de cuatro hospitales públicos de la Región Metropolitana.

El encuentro -pensado esta vez para fortalecer la colaboración interinstitucional– se llevó a cabo el miércoles 16 de mayo, y fue realizado en el marco del Programa Fraternidad: área de voluntariado impulsada desde el 2016 por la Fundación Gente de la Calle.

Allí se habló de la necesidad de insistir en espacios de encuentro y colaboración que permitan hacer mejor uso de las redes establecidas: visualizar protocolos o nuevos convenios e identificar mayores oportunidades de trabajo conjunto.

En la misma jornada, los asistentes participaron de un ejercicio de “mapeo de redes y recursos asociados”, a fin de levantar y compartir información útil para el trabajo colaborativo hecho y por hacer.

Desde los hospitales, concurrió un grupo humano entusiasta y comprometido con su labor:

  • Pamela Torres y Danitza Salinas, del Área Social del Hospital San Juan de Dios;
  • Fresia Jara, de la OIRS del Hospital San Juan de Dios;
  • Paulo Silva, Jefe de la Unidad de Servicios Sociales del Hospital San José;
  • Aldo Morales, trabajador social del Hospital San José;
  • Jacqueline Sepúlveda, trabajadora social del Hospital Barros Luco;
  • Nataly Flores, Jefa Servicio Social/Asesora de Dirección del Hospital de Urgencia Asistencia Pública (Ex Posta Central);
  • Jessica Bustamante, voluntaria del programa Fraternidad.

Un voluntariado fraterno y capacitado

Francisco Román, Director Ejecutivo de la Fundación Gente de la Calle, comenzó dando cuenta de los inicios y proyecciones del programa Fraternidad: surgido como forma de ofrecer un acompañamiento fraterno a personas en situación de calle que, sin redes familiares o afectivas, se encuentran muchas veces solos o sin apoyo social en circunstancias de hospitalización.

Así, en el desafío de hacerse parte del sentido problema de “calle”, los voluntarios se comprometen -a través del programa- a generar visitas semanales, apoyando los casos que los equipos sociales de hospitales deriven a la Fundación.

En el último tiempo, y como idea de mejora constante, los voluntarios están siendo capacitados con nuevas herramientas de acompañamiento social. Entre ellas está “la entrevista motivacional y enfoque transteórico del cambio”, indicó Edmundo Mercado, encargado de proyectos de la Fundación Gente de la Calle.

Todo, con el fin de ofrecer experiencias de voluntariado integrales, que vayan más allá de la ayuda puntual. Experiencias orientadas a motivar la comprensión profunda de la situación de calle, las formas de enfrentarla, y los determinantes y complejidades que la mantienen.

Camino a la formalización de las redes

El programa Fraternidad, que tiene como coordinadora a la educadora Andrea Freites, ha venido formalizando –mediante la firma de convenios– las alianzas de colaboración con algunos centros de salud, como el Hospital Barros Luco y el Hospital Urgencia Asistencia Pública (Ex Posta Central).

En este sentido, se ha insistido en la importancia de establecer colaboraciones formales y permanentes que presenten oportunidades de ampliar la oferta, de compartir y sistematizar las buenas prácticas.

Surgen de aquí conocimientos e ideas que se debieran estipular en convenios, “porque las palabras si no se escriben se las lleva el viento”, insistió Nataly Flores, Jefa Servicio Social y Asesora de Dirección del Hospital de Urgencia Asistencia Pública (Ex Posta Central), una de las instituciones con las cuales la fundación firmó un convenio de colaboración el año pasado.

Impresiones del encuentro

En la cita, se contó con el testimonio de Jessica Bustamante, voluntaria del programa Fraternidad, quien manifestó su compromiso con el programa e hizo hincapié en la necesidad de dar acompañamiento permanente a estas personas, puesto que “cuando están en la calle tienen compañeros, pero cuando están en los hospitales conocen realmente lo que es la soledad”, aseveró.

En ese sentido, Fresia Jara -de la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS) del Hospital San Juan de Dios- evaluó la actividad de forma positiva y expresó que “se agradece que la Fundación Gente de la Calle dé este espacio para poder conversar y tratar estos temas, y así dar con soluciones a este y otros temas relacionados, fortaleciendo el trato humano”.

Por su parte, Nataly Flores –quién puso a disposición sus redes y experiencias-, consideró que “estos encuentros son el puntapié inicial para estrechar lazos entre las instituciones participantes, y pensar juntos en implementar o mejorar derivaciones, entre otras posibilidades”.

En consecuencia, el trabajo desplegado presenta oportunidades y reflexiones que consideran tanto las necesidades de un servicio de voluntariado especializado, un trabajo en red multidisciplinario, y nuevas miradas para la comprensión de las complejidades vinculadas al trabajo con personas en situación de calle.

Deja un comentario