Gente de la Calle se constituyó como ONG con atribución para la defensa de Derechos Humanos

El pasado viernes 12 de junio, Fundación Gente de la Calle modificó sus estatutos constitutivos para calificar como Organización de la Sociedad Civil, con atribuciones para la defensa de Derechos Humanos, de personas en situación de calle.

Tomada de la cuenta de Twitter del INDH: @inddhh.

Tras reunión con el Instituto Nacional de Derechos Humanos, Gente de la Calle junto al INDH y otras Organizaciones de la Sociedad Civil que abordan la temática “calle”, establecieron líneas de acción conjunta, para velar por la observancia y respeto de los derechos de esta población históricamente vulnerada.

De las líneas más relevantes, surgió la importancia de trabajar conjuntamente con la dirección del INDH encargada de causar denuncias de vulneraciones de derechos, para lo que Gente de la Calle modificó sus estatutos constitutivos y de esta manera poder sumarse como Organización de la Sociedad Civil, defensora de Derechos Humanos.

En la reunión, Sergio Micco, Director del INDH, señaló que para poder trabajar conjuntamente en la protección de derechos humanos y para la consecuente coordinación de las querellas y procedimientos correspondientes, “tenemos que elegir bien y decidir en qué querellas vamos a trabajar”. Relevando la importancia de contar con pruebas que permitan mostrar a la víctima individualizada.

Sobre esta misma base, Yamil Musa, Encargado de la Sociedad Civil del INDH, apuntó que “necesitamos que se adjunten fotos, videos, testimonios, para tener mayores posibilidades, todos los medios de prueba posible”. 

Te puede interesar: Gente de la Calle, en colaboración con Corporación 4 de Agosto, abren canal de denuncias acerca de vulneraciones de DDHH a personas en situación de calle.

¿Qué ocurre con los derechos humanos de las personas en situación de calle en el contexto de la pandemia del Covid-19?

La reunión desarrollada se presentó como una oportunidad para conversar acerca de la vulneración de derechos humanos de las personas en situación de calle en el contexto de la pandemia. 

Lo anterior, para poder dar cuenta de las complejas situaciones que han tenido que vivir las personas en situación de calle producto de diversas acciones en las que han incurrido agentes del Estado (Ministerios, Funcionarios policiales, Funcionarios Municipales, Funcionarios de la Salud) y que podrían constituir una vulneración a los DDHH de las personas en situación de calle.

La reflexión y participación de la Sociedad Civil, giró en torno a la siguiente interrogante, ¿qué ocurre con los derechos humanos de las personas en situación de calle en el contexto de la pandemia del Covid-19?

La Sociedad Civil, estuvo representada por Ángeles Ibáñez, Directora de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Isabel Lacalle, Directora Ejecutiva, Corporación Nuestra Casa, desde Arica, José Jirón, Trabajador Social de la ONG COFEDUC, desde Valparaíso, Rosa Villa, de Vida Más Sueños, José Serey, del Club Social y Deportivo, Colo Colo, Ruta Alba, Ignacio Cerda, de la Corporación Moviliza y; Francisco Lagos, Patricia Valenzuela, Ignacio Silva y Francisco Román desde Fundación Gente de la Calle. 

Se mencionó en principio, la necesidad de visibilizar esta problemática como una vulneración de derechos humanos per se, igualmente, la falta de su abordaje desde un punto de vista interministerial, las organizaciones coinciden en que para esta problemática, existen ministerios que son grandes ausentes. Por ejemplo, el Ministerio de la Vivienda, la cartera de Salud y también, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género.

En el contexto de la reunión, la sociedad civil denunció de manera prácticamente unánime, la contradicción que ejercen las municipalidades en cuanto a las “barridas de rucos” que ya son habituales, especialmente en contexto de pandemia y toque de queda, donde a pesar de existir un protocolo que apunta a resguardar la integridad de las personas en calle, presuntamente, está siendo irrespetado.

Gente de la Calle y el enfoque de Derechos Humanos

Para la Fundación, la situación de calle se constituye como una vulneración de derechos humanos, en tanto esta realidad vulnera los derechos económicos, educativos y sociales de este importante grupo de la población.

Gente de la Calle, ha estado construyendo y promoviendo desde el año 2014, un documento que constituye uno de los primeros avances de una propuesta para la “Erradicación de la Situación de Calle en Chile”. 

En dicho documento, entre otras cosas se señala la necesidad de diferenciar a tres grupos especialmente vulnerables: Niños, Niñas y Adolescentes, Personas con Discapacidad Psíquica y Adultos Mayores. Desde una perspectiva de Derechos Humanos, estos tres grupos no pueden ser consideradas personas en situación de calle, dado que al estarlo estaría entonces el Estado de Chile incumpliendo sus obligaciones asumidas en instancias internacionales, para su resguardo. 

En ese sentido, Gente de la Calle, llama a diferenciar las distintas complejidades que atraviesan la situación de calle y que dejan por fuera a los tres grupos mencionados arriba. Esas complejidades serían por ejemplo, migrantes, mujeres, personas de la comunidad LGBT, población post penitenciaria, entre otras.

La propuesta, está pensada para que la erradicación de la situación de calle sea una realidad tangible, y manifiesta que para el Estado chileno, en tanto debe ser garante de los derechos de la ciudadanía, erradicar esta situación es una tarea impostergable, posible y constituye un imperativo ético.

Finalmente, desde la Fundación han presentado este documento en distintas instancias de la institucionalidad política y jurídica chilena, a lo que Francisco Román, Director Ejecutivo en Gente de la Calle aclaró que “como Fundación creemos que no podemos seguir pensando que la solución a este problema de la situación de calle y de otros donde se vulneran derechos se resuelve con  asistencialismo y caridad”.

“Necesitamos un cambio en la legislación, en nuestra cultura y sobre todo en nuestro modo de relacionarnos, para que Chile sea para todos y todas, un país justo y amable con todos sus ciudadanos y ciudadanas”, sentenció el Director Ejecutivo de la Fundación.