Menstruar en Calle avanzó junto al SERNAC en la elaboración de encuesta nacional

En el contexto del Día Internacional de la Higiene Menstrual, 28 de mayo, el Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC) realizará por segundo año consecutivo la “Encuesta sobre salud, higiene y gestión menstrual”.

A causa del desarrollo de la encuesta 2022, el día miércoles 12 de mayo, vía online, el SERNAC se reunió con el equipo de Menstruar en Calle (MEC) y otras organizaciones de la sociedad civil y oficinas calle municipales de distintos territorios del país para ahondar en la temática de la gestión menstrual y las dificultades que presentan las mujeres y personas menstruantes en situación de vulnerabilidad social.

En la reunión, el SERNAC presentó las conclusiones del informe “Estudio Gestión Menstrual”, publicado en agosto del 2021, y los objetivos que se esperan cumplir en la realización de la “Encuesta sobre salud, higiene y gestión menstrual”, la que será lanzada este sábado 28 de mayo.

Con el propósito de exponer las razones de realizar un estudio público de gestión menstrual, SERNAC citó el Informe Estudio Gestión Menstrual, señalando que “el estudio busca visibilizar los aspectos negativos que se generan al menstruar, así como también las dificultades que tienen grupos minoritarios de la población, como personas privadas de libertad y en situación de calle, en el acceso a productos y condiciones sanitarias”.

Además, en la reunión se resaltó el creciente interés que ha generado la gestión menstrual en los últimos años. Afirmación que se justifica en la alta participación en la “Encuesta sobre salud, higiene y gestión menstrual” de 2021.

Carla Fernandini, Coordinadora de Menstruar en Calle, Fundación Gente de la Calle, respecto a la iniciativa del SERNAC señaló que significa un «avance que tendrá un impacto positivo en la sociedad. En primer lugar nos permitirá tener datos oficiales respecto a la gestión menstrual de poblaciones vulnerables como mujeres en situación de calle y privadas de libertad, lo que es un gran insumo al momento de elaborar políticas públicas que aborden esta problemática».

En segundo lugar, planteó Fernandini, es relevante esta iniciativa «en el contexto donde el proyecto de ley para la «Promoción, Resguardo y Garantía de los Derechos Menstruales de las Personas» está ad portas de ser discutido en la cámara alta». Por otra parte, «vemos en este estudio una herramienta que nos permitirá visibilizar a las mujeres en situación de calle y las distintas vulneraciones de derechos que viven, siendo una de ellas el no poder gestionar su menstruación de manera digna». Sentenció Fernandini.

Los datos que arrojó la encuesta

La encuesta fue contestada por 10.545 personas a lo largo del país, de las que el 98,1% eran mujeres y el 1,9% personas no binarias, hombres o no responde.

Los datos arrojaron que los productos de contención menstrual más usados son toallas higiénicas con un el 44%; la copa menstrual con un 8,5%; y los tampones, con un 2,1%.

Por otra parte, un 40% indicó tener dolores muy intensos o extremos durante el ciclo menstrual. Un 66% señaló que utiliza algún tratamiento para aliviar los dolores menstruales como anticonceptivos.

El Subdirector del SERNAC, Jean Pierre Couchot, junto con valorar, agradeció a la Fundación Gente de la Calle y a las organizaciones que están colaborando, pues “este estudio nos permitirá visibilizar las necesidades de las personas qué menstrúan más vulnerables y promover con ello, políticas públicas focalizadas”.

Recordemos que se trata de un proceso biológico, y no una elección, e implica costos y molestias que no se pueden evitar, pero que empeoran cuando no se tienen los recursos o la información, indicó la autoridad.

En efecto, según la definición internacional, la gestión menstrual, no sólo considera el costo de los productos de contención, sino también el acceso a condiciones mínimas sanitarias como agua potable e infraestructura, acceso a información oportuna y confiable, que permitan vivir en condiciones dignas este proceso.

La menstruación que no se quiere ver

Desde SERNAC y MEC coincidieron que la pandemia ratificó y demostró las precariedades de las personas menstruantes con menor ingreso económico, en situación de calle o privadas de libertad.

No existen mayores iniciativas a nivel estatal que aborden el acceso a productos de higiene y gestión menstrual de forma continua. Dicho motivo ha justificado la profundización en estudios y encuestas enfatizados en los problemas de la población menstruante vulnerable.

En el Informe Estudio Gestión Menstrual se indica que diferentes organismos de la sociedad civil se han articulado para realizar campañas e ir en ayuda de estos grupos de la población, como son Fundación Gente de la Calle y Período entre Rejas.

Teniendo en cuenta la exigua visibilización sobre temas de gestión menstrual, por segundo año se realizará la “Encuesta sobre salud, higiene y gestión menstrual” cuyos objetivos son:

  • Determinar los productos más utilizados y cuáles son los más conocidos
  • Determinar cuáles son los productos que les ofrece mayor comodidad en su situación de calle
  • Identificar la forma de adquisición de los productos de contención para el dolor
  • Identificar dificultades de acceso a productos de contención menstrual y para el dolor
  • Identificar dificultades de acceso a servicios sanitarios
Para Carolina Carvajal, Trabajadora Social, encargada de la oficina comunal de personas en situación de calle de la Municipalidad de Valparaíso, señaló respecto a la primera encuesta de gestión menstrual que «esta iniciativa permitirá evidenciar la precariedad que deben enfrentar las personas menstruantes que han sido excluidas como es el caso de las personas privadas de libertad y aquellas que se encuentran en situación de calle. La encuesta es una oportunidad para emplazar a la política publica y que se pueda avanzar en garantizar acceso a productos de gestión menstrual, los que hasta ahora estan regulados por el mercado.
 
Además, planteó Carvajal, «la encuesta también permitirá que la sociedad en su conjunto pueda comprender por qué hablamos de personas menstruantes no siendo este un concepto antojadizo sino una forma de nominar a quienes menstrúan entendiendo que es este un proceso biológico asociado a una determinada etapa de la vida que viven no solo mujeres, sino que también hombres trans, cuerpos no binarios y otras expresiones de la diversidad sexual. Para el municipio de Valparaíso, esta iniciativa significa también «poder abrir espacios de trabajo tanto con los equipos como con las personas que atendemos, permitiéndonos un acercamiento integral para la salud sexual desde diversas aristas y posibilidades de intervención con una perspectiva de derechos y de género» puntualizó Carvajal. 

La encuesta es de carácter anónima y será aplicada a nivel nacional por los equipos profesionales de distintas entidades como organizaciones de la sociedad civil, municipalidades y otras organizaciones territoriales.