Miradas urgentes sobre mujeres en situación de calle en la 2º versión de “Comunicación, Cultura y Calle”

En noviembre la Fundación Gente de la Calle, en colaboración con el Área de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, llevó a cabo el Segundo Conversatorio “Comunicación, Cultura y Calle», que quiso visibilizar la violencia que sufren las mujeres en situación de calle, y frente a ello preguntarse: cuál sería el rol de los medios de comunicación al informar sobre esta realidad.

El panel de discusión, realizado el pasado 23 de noviembre en las dependencias de la Universidad de Chile, fue integrado por tres destacadas comunicadoras chilenas: la reconocida periodista y productora de contenidos audiovisuales Carola Fuentes; la psicóloga, fotógrafa y activista Kena Lorenzini;  y la periodista Mónica Maureira de la Comisión de Género del Colegio de Periodistas.

A su vez, el espacio fue conducido por la periodista de medios escritos María José Jarpa, autora del reportaje de La Tercera “Mujeres al borde de la autopista”. Los aportes de las cuatro comunicadoras estuvieron orientados a analizar el tratamiento que los medios le dan a la violencia contra las mujeres en situación de calle.

Te podría interesar nota del mes de mayo: «Reconocidos comunicadores dieron vida al conversatorio “Comunicación, Cultura y Calle

Sobre la jornada

“Por qué tanta violencia, por qué tanta vulneración de la dignidad humana, por qué la reiterada violación a los Derechos Humanos y su consecuente impunidad». Con estas palabras Andrea Freites, profesional de la Fundación Gente de la Calle, dio inicio a la reflexiva jornada, la cual se enmarcó en la conmemoración del “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”.

La representante de la Fundación manifestó la posición institucional frente a la problemática, que según las cifras presentadas, afecta al 16% de las personas en situación de calle. Y al tiempo, hizo referencia a la necesidad de reconocer a las mujeres en calle desde una perspectiva de derechos humanos y de género, que se fije estándares centrados en la dignidad de la persona.

Seguidamente, Patricia Valenzuela del Programa Vía Solidaria y estudiantes de Trabajo Social de la Universidad de Chile, Aracely Aguilera y Rita Prado, aportaron insumos estadísticos y resultados generales de un análisis de 103 noticias de mujeres en situación de calle. Este análisis fue hecho sobre la base de la Guía de Recomendaciones para el Tratamiento Periodístico de la Fundación Humanas.

Luego de ello se pasó a la exposición de las penalistas que abordaron los siguientes aspectos del tema planteado:

  • El rol de los comunicadores (as) de medios masivos, en la visibilización de temáticas sociales complejas (tema planteado a Carola Fuentes);
  • La promoción del enfoque de DD.HH y de género, en el abordaje de mujeres en situación de calle desde la Campaña de Medios no Sexistas (tema planteado a Mónica Maureira);
  • El rol del movimiento feminista en la visibilización de las violencias hacia las mujeres en situación de calle (tema planteado a Kena Lorenzini).

Un tema que no ha sido tema

Una de las piedras de tope para visibilizar esta realidad en los medios de comunicación, según observó María José Jarpa, “es que existe muy poca información pública disponible”, y al mismo tiempo, “que los registros nacionales poseen distintas metodologías, lo cual hace difícil  informar”.

En la misma línea, Kena Lorenzini comenzó su intervención diciendo: “yo me pregunté: ¿por qué acepté venir a este conversatorio?, si no tengo idea del tema. Y cuando vi que no tenía idea, me pregunté ¿Por qué yo, una activista feminista, no tengo idea de las mujeres en situación de calle?… Yo creo que quizás desde el feminismo primero nos tenemos que hacer cargo. Yo me hago cargo y hago un mea culpa (…)». La destacada feminista reparó que el poco conocimiento se da tal vez por la mayor visibilidad de otros grupos de mujeres, que sí tienen la facultad de organizarse y plantear sus demandas.

Desde otra perspectiva, según reconoció Mónica Maureira del Colegio de Periodistas, también “existen barreras de entrada que no dejan que temas, como por ejemplo la situación de calle de las mujeres, entren en la agenda de los medios. Esto implica de alguna manera disputar una pauta, que hoy se encuentra sobrecargada de espectacularización”, afirmó la también profesora de la Universidad Diego Portales, en alusión a la presencia de noticias pensadas para subir el Rating.

Grietas en la práctica periodística

Tras 25 años de carrera en distintos medios y noticieros, Carola Fuentes mencionó que «una de las razones por las que salí de la comodidad de ser periodista para un canal fue por la insatisfacción que sentí con respecto a los medios de comunicación audiovisuales: sobre la poca conciencia que hay en los equipos periodísticos, respecto al impacto que generan en las audiencias los contenidos que generan y emiten”.

Si bien la comunicadora destacó que existen equipos periodísticos “comprometidos con informar, con ahondar en las noticias, con golpear e investigar”, el tema se cruzaría con un “modelo de medios que hace que el trabajo en redacción sea algo frenético, y con muy poco tiempo para reflexionar”, detalló.

Frente lo anterior, Mónica Maureira expresó que una de las preocupaciones es mirar, por un lado, la formación de los periodistas en la universidad, y por otro, la especialización de los comunicadores en el ejercicio diario. Y al mismo tiempo, “problematizar las prácticas periodísticas”, donde sería observable una disparidad de estándares en la calidad y profundización de los contenidos, reservándose la profundización en temas como la política, la economía y algunos tema sociales coyunturales.

Para la representante de la Comisión de Género del Colegio de Periodistas, el panorama actual implica “hacer una mirada crítica de todo el proceso de producción de información y noticias en el trabajo periodístico. Es decir, desde el momento en que se desarrolla una reunión de pauta, pasando por las designaciones hasta cómo se elabora el relato periodístico”.

Desafíos frente al panorama

Dentro de las alternativas y oportunidades las panelistas invitadas compartieron distintas reflexiones y propuestas. Algunas de ellas extrapoladas de lo que ha sido su experiencia en medios, y otras, de la experiencia mediática del movimiento feminista frente la violencia contra la mujer.

Carola Fuentes evaluó que ciertas cosas han ido cambiando. “En cada uno de los medios yo reconozco a personas que están interesadas en estos temas”, subrayó. En la opinión de la periodista efectivamente habría espacios para incidir, y sugirió llevar estos planteamiento al interior de los medios, o también, a las redes de periodistas preocupados por estos asuntos.

Y comentó que “con algunas de esas redes hemos estado tratando de trabajar, y pensar en cómo llevar a nuestros medios reflexiones como estas. Y no solo de la mujer (en situación de calle), que me parece que es uno de los temas más dramáticos, sino también en el tratamiento de la pobreza, del tratamiento de los niños y de la delincuencia (…), y ahora el tema del conflicto mapuche”.

Por su parte, Mónica Maureira reconoció que “nuestra Campaña de Medios No Sexistas debiera visualizar esta realidad: ver dónde están las mayores responsabilidades respecto a las mujeres que viven o sobreviven en situación de calle, y en ese caso, claramente -y acá me la juego por una opinión personal-, la mayor responsabilidad está en el Estado”.

Y agregó: “mi último punto es dejar en evidencia el riesgo de las mujeres en situación de calle. Es tomar en cuenta cómo están expuestas a múltiples exclusiones y diversos tipos de discriminaciones (…)».

Y en referencia a las estrategias comunicacionales en temáticas mujer mencionó que «hemos venido trabajando en estos temas, en visibilizar el nivel de violencia que afecta a las mujeres hace muchos años, con distintas estrategias: encuentros, desayunos, cenas, guías de buenas prácticas, de lenguaje no sexista e inclusivo, y otros», pero aún con ello la profesional identifica «barreras de entrada (en los medios) que son groseras». «No es que no hayan golpeado puertas: se han golpeado…», expresó. Es por ello que quiso reforzar que la crítica apuntaría más que todo al sistema de medios, que por sus características deja afuera estos temas.

Finalmente, apuntó Kena Lorenzini, “desde las organizaciones de la sociedad civil hay que acercarse a los parlamentarios y parlamentarias sensibles. Es lo que hicimos nosotros como organizaciones de la sociedad civil desde la década del 90 en adelante. Hacerles un dossier de temas relevantes para las mujeres para hacer política pública y legislar. Eso fue súper bueno porque a pesar de que se demoró 20 años aproximadamente, lo tienen en cuenta».

Revise acá la transmisión de la jornada:

 

Deja un comentario